"Valley Hospital me salvó la vida"

 

Para Karen McKay, de Pahrump, junio de 2014 era el momento perfecto para plantar flores con su vecina. Sin embargo, el día rápidamente se convirtió en una emergencia médica para ella, de 68 años de edad. Señaló a su propio auto y preguntó, "¿De quién es ese coche?". Preocupada, su amiga le hizo más preguntas. Karen se puso agresiva y dijo que no tenía idea de lo que estaba hablando su amiga. Su amiga llamó al 911 y una ambulancia se llevó a Karen rápidamente al hospital local, donde se enteró de que tenía una masa en el cerebro. "Cuando me dijeron que tenía que ir a un hospital en Las Vegas para una atención más avanzada, me sentí aterrorizada", dice Karen.

El equipo del Departamento de Emergencias del Valley Hospital la transfirió a la unidad de cuidados intensivos. Le diagnosticaron malformación arteriovenosa (MAV) y los médicos dijeron que estaba en peligro inminente de un sangrado masivo en el cerebro.

Una MAV es una maraña de vasos sanguíneos que provocan múltiples conexiones irregulares entre las arterias y venas. Si no se trata, la MAV podría romperse, provocando otras complicaciones médicas de un accidente cerebrovascular y hemorragia en el cerebro, o daño cerebral.

Tratar un trastorno vascular complejo requiere un tratamiento de neurorradiología intervencionista, como una angiografía biplanar. Mediante técnicas avanzadas, Raj Agrawal, MD, radiólogo intervencionista de Desert Radiology, llevó a cabo un procedimiento usando pequeños catéteres insertados a través de vasos sanguíneos en el cerebro para reducir el flujo de sangre hacia la MAV. Luego usó Onyx® para taponear los vasos sanguíneos.

Debido a que no se realizó una cirugía tradicional, Karen fue supervisada toda la noche y se fue a casa al día siguiente, después de haber pasado un total de cinco días en el hospital.

"Valley Hospital me salvó la vida", dice Karen. "Volvería , sin dudarlo, si tuviera que hacerlo".

Conozca más sobre los servicios de neurología en Valley Hospital